Noticias Recientes
Inicio / Articulos / Aspecto político del deporte que Antorcha promueve

Aspecto político del deporte que Antorcha promueve

Compartir

Por Daniel Osorio García.

Dirigente estatal del Movimiento Antorchista de Quintana Roo

Antorcha, en estricto sentido, jamás hace eventos puramente festivos para pasar el tiempo, todo lo que hacemos, aunque parezca una fiesta, persigue propósitos políticos. La Espartaqueada que desde hace 40 años organiza Antorcha, también tiene un propósito político. ¿En que consiste el propósito político de la Espartaqueada Deportiva? Consiste en que nosotros miramos en el deporte una herramienta educativa para todo mundo. Ciertamente, que a medida que el hombre avanza en edad tiene menos posibilidades de beneficiarse de esta disciplina, pero no por eso deja de ser importante. El ser humano no debe obsoletizarse físicamente, no debe quedarse sedentario por muchos años porque eso deteriora más aceleradamente el organismo, pero, sobre todo, empolva, herrumbra el cerebro. Los antorchistas llamamos a todos los adultos, a jóvenes y niños a que hagan deporte, a todo el que su edad se lo permita, a que no se queden sentados esperando la muerte porque eso es una manera de volverse vegetal: así ya no vale la pena vivir.

Nos queda claro que el deporte tiene que dedicarse más intencionadamente a las primeras edades, a la niñez, la adolescencia, a la juventud porque en esas edades el hombre tiene el vigor necesario, la elasticidad, la fuerza de voluntad, las ganas de hacer cosas difíciles y hacerlas bien. A pesar de eso, tanto para los adultos como para los jóvenes, el deporte no deja igual al hombre antes y después de practicarlo, antes de entrenar que después de haber entrenado; algo se modifica en el individuo, en sus músculos, en su corazón, en sus pulmones, en sus riñones, en el hígado, pero sobre todo, algo se modifica en la mente. El cerebro de un deportista está mejor oxigenado, está mejor irrigado, piensa más aprisa, con más agudeza, con más exactitud y, por lo tanto, vuelve al hombre más capaz de plantear y resolver problemas  complicados en comparación con quien no practica ningún ejercicio físico.

El deporte que Antorcha promueve no es el deporte de “estrellitas”, no es el deporte comercial al que muchos aspiran porque les han hecho creer que llegar a la cumbre de tal o cual disciplina es sinónimo de ganar mucho dinero y convertirse en estrella de televisión. El deporte que Antorcha promueve tiene la intención de transformar integralmente al individuo, una transformación en todo su organismo, en toda su fisiología pero, sobretodo, una transformación en su pensamiento, en su capacidad de pensar, de analizar, de aprender, de razonar correctamente y resolver problemas difíciles. No importa que nunca lleguen a estrellas, lo que importa es hacer deporte y beneficiarse de él para vivir una vida productiva, solidaria, una vida para los demás y no una vida egoísta como la que llevan los “famosos” del deporte tan al uso y tan fomentada por la televisión. Éste es el aspecto político del deporte que Antorcha promueve.

Pero no solo eso. El deporte genera mucha fuerza de voluntad y le da al hombre seguridad en sí mismo, tanto en su fuerza física, como en la toma rápida de decision, lo hace buscar pero no de manera casual, sino planificada, la victoria como en todo partido lo buscan los equipos contendientes. Eso despierta la imaginación, despierta la capacidad de tomar decisiones, enseña a resolver las dificultades rápida y eficazmente. La prueba de que los deportistas están haciendo bien o mal las cosas está dentro del mismo terreno de juego; el resultado le prueba al hombre si está pensando correctamente, si está enfrentando correctamente las dificultades y si está hallando la solución precisa y eficaz para alzarse con la victoria. Con esta práctica continua de la estrategia el cerebro termina disciplinándose, convirtiendo en segunda naturaleza la necesidad, la obligación, de pensar con rigor, de planificar lo que se hace, de buscar las mejores opciones para siempre salir adelante con lo que se plantea. Trasladar de la cancha a la vida estas habilidades es mucho más sencillo una vez que esta el deporte se hace costumbre.

A México le hace mucha falta esta práctica del deporte. Lamentablemente ocurre todo lo contrario; los pueblos son engañados, manipulados, utilizados y eso se debe a que la masa no ha ejercitado el pensamiento agudo, el juicio crítico, disciplinado, filoso y penetrante en cualquier problema al que se enfrenta. Pensar correctamente es una necesidad casi tan importante como respirar, pues significa formarse un criterio de acuerdo con las condiciones de clase a las que nos enfrentamos. Las masas del mundo están sometidas a un bombardeo continuo de información falsa y perjudicial, las 24 horas del día, a través de la televisión, radio, internet, teléfonos celulares, prensa, etc., poderosas herramientas manejadas por las clases dominantes para manipular a los pueblos. Por eso es necesario educar al pueblo, despertarlo, impulsar su pensamiento crítico, analítico, bien orientado, verdaderamente transformador para que aprenda de su realidad, para que busque la mejor estrataegia para salir de su condición de miseria y para que actúe en consecuencia.

Antorcha siente la responsabilidad de orientar al pueblo, de plantear las cosas con mucha serenidad, con mucha objetividad, sin soñar, sin radicalismos extemporáneos, sino tal como la realidad lo requiere. Nuestro reto ha sido descubrir el camino más eficiente que las nuevas circunstancias le están dejando a los pueblos, por eso, para Antorcha, la tarea verdadera es despertar a la gente, educarla, dotarla de verdadera capacidad de análisis, de verdadera capacidad de reflexión. Necesitamos un pueblo de pie, un pueblo culto, un pueblo que vea claro y luche por un futuro mejor porque, como dijo Carlos Marx, “la liberación del pueblo tiene que ser obra del pueblo mismo” nadie más lo va a liberar.

Antorcha invita a hacer deporte pues considera que es un factor importante, decisivo, para que el pueblo despierte. Los deportistas serán de los primeros que despierten y podrán despertar a los dormidos para que todo el pueblo se levante y construya un mundo mejor, que es perfectamente posible y absolutamente indispensable. Finalmente, invito al público en general, a que nos acompañes a la 20 Espartaqueada Deportiva Nacional que  se llevará acabo del 1 al 9 de febrero en Tecomatlán, Puebla y sean testigo del gran esfuerzo que Antorcha hace para crear al hombre nuevo. Vale.


Nosotros miramos en el deporte una herramienta educativa para todo mundo

También puedes ver

Antorchistas piden al alcalde Otoniel Segovia cumpla a familias que viven en pobreza

Habitantes de las colonias mártires y fraternidad antorchistas en Chetumal, se manifestaron este miércoles en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *