Noticias Recientes
Inicio / Articulos / El destino del PEF 2021, ¿dónde gastarán 6.3 billones de pesos?

El destino del PEF 2021, ¿dónde gastarán 6.3 billones de pesos?

Compartir

Por Daniel Osorio García, dirigente Estatal del Movimiento Antorchista de Quintana Roo

El destino de 6.3 billones de pesos, que se estima es el monto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, ya está en discusión y deberá ser aprobado este martes y miércoles por la Cámara de Diputados. Aunque hay esperanza de que sea destinados a obras y servicios que impacten positivamente en el nivel de vida de los mexicanos, especialmente de los que menos tienen, también hay el temor de que sea destinado a los programas asistencialistas y megaproyectos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que marcarán su sexenio, como lo es el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, que por cierto está debajo del agua, entre otras.

Hay preocupación porque a pesar del slogan de “Por el bien de todos, primero los pobres”, que esgrimió durante toda su campaña, en lo que va de su gobierno no se ve por ningún lado se ve que haya mejoras en la vida de quienes gobierna, por el contrario ha tomado decisiones que han afectado severamente a los mexicanos, como es el caso de la desaparición de fideicomisos que hoy tanta falta hacen, como es el caso del FONDEN que bien pudiera estar apoyando a los hermanos de las entidades que han sido afectadas por las lluvias, especialmente en Tabasco, lugar de origen del mandatario.

En el presente año, donde por ningún lado se ven los 805 mil 464.7 millones de pesos (mdp), que el PEF de 2020 destinó para Educación, Cultura y Deporte; o los 226 mil 252.2 mdp en Salud para todos, pues la pandemia del coronavirus evidenció esa escasez de recursos; el billón 305 mil 708.6 mdp que destinaron a Seguridad social y salud a derechohabientes; los 189 mil 196.5 mdp de trabajo y bienestar para todos; los 71 mil 693.5 mdp de apoyo al campo; 43 mil 795.6 mdp de fomento económico y medio ambiente; el billon 28 mil 793.0 mdp de fortalecimiento energético; los 293 mil 945.4 de comunicaciones, transporte y apoyo a la infraestructura regional y local; los 77 mil 324.4 mdp que se han gastado para tener un  gobierno austero y sin corrupción, gestión pública y provisiones salariales; los 15 mil 277.7 mdp de Gobierno de los mexicanos; 198 mil 135.8 mdp de seguridad y paz, y los 139 mil 603.9 mdp en órganos autónomos. ¿Dónde ha quedado todo ese dinero que presuntamente se ejerció en este 2020?

Como bien se ha señalado, el PEF es dinero de todos los mexicanos, no propiedad del Gobierno Federal, por lo que éste debiera considerar forzosamente las necesidades de la población, a la vez que procurar el incremento de la cantidad del presupuesto mediante el crecimiento de la economía y una política fiscal inteligente y progresiva.

Preocupa entonces que el presidente, de manera unilateral, decida la extinción de diversos programas que llevaban beneficios a la población, independientemente de lo que se aprobaba en el presupuesto. Ahora, López Obrador, con el apoyo de los diputados de Morena, dispondrá a su antojo del PEF 2021, que superará los 6.3 billones de pesos, e inquieta que la mayoría de esos recursos vayan a parar a obras faraónicas y que se estiman serán inútiles, como es el caso de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, cuyo lugar de construcción presenta serios problemas de inundaciones.

Es alarmante que el Congreso de la Unión esté dispuesto a aprobar el presupuesto presentado por López Obrador que continuará abonando al dispendio irracional de los recursos, buscando con ello la continuidad de Morena en el poder, pues esa estrategia no busca más que asegurar el voto de quienes hoy reciben dinero de manera injustificadamente de parte del Gobierno Federal.

Entonces lo que se vislumbra es un año sumamente difícil para los pobres, porque el presidente López Obrador con sus acciones ha demostrado que fue pura retórica eso de “Por el bien de todos, primero los pobres”, toda vez que se ha desatendido de ellos, abandonó a su suerte a todos y el mejor ejemplo es que ignoró los llamados de auxilio de los tabasqueños que padecieron serias inundaciones y perdieron todo.

Por más de 15 días los tabasqueños han padecido el embate de fuertes lluvias y escurrimientos de aguas que han dejado bajo el agua sus viviendas, que les arrebató cosechas, propiedades, y exigen que su presidente les ayude. Pero insensible como lo es, López Obrador sólo se presentó a su entidad natal cuando los señalamientos en su contra, por la inacción en favor de esas familias, era viral. Fue ahí obligado por los cuestionamientos de los mexicanos del por qué no disponía de la ayuda emergente que ahí necesitaban.

La respuesta es sencilla, porque días antes, López Obrador ordenó a sus lacayos en el Congreso de la Unión la desaparición del Fondo de Apoyo a Desastres Naturales (FONDEN) y no tenía cómo responder a ese llamado de auxilio. No hubo una respuesta inmediata de ayuda a pesar de que en sus manos el mandatario de la nación dispone de miles de millones de pesos que fueron de los fideicomisos que desapareció, por lo que también cabe preguntar ¿dónde está todo ese dinero?

Hay que señalar que los mexicanos, los de abajo, tienen necesidad de vivienda, de trabajo, de seguridad social, de educación para sus hijos, de mejores niveles de vida, a los que no podrán acceder por la política equivocada de López Obrador de disponer y despilfarrar el dinero a su antojo si privilegiar lo que verdaderamente necesitan los mexicanos. Eso no se puede permitir y aunque no está en nuestras manos evitarlo, porque es labor del Congreso de la Unión hacerlo y no ocurrirá, tengamos el valor de denunciarlo y exhibir los errores del gobierno, que, sin duda, hundirán más al país en la desigualdad social.

También puedes ver

Continua la aplicación de vacunas

El gobernador Carlos Joaquín informó que se están aplicando vacunas contra la Covid-19 en los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *