Inicio / Articulos / Comienza el desencanto hacia AMLO y su 4T.

Comienza el desencanto hacia AMLO y su 4T.

Compartir

 

 Por Daniel Osorio García.

Dirigente del Movimiento Antorchista de Quintana Roo.

Han pasado ya, poco más de 150 días del gobierno de López Obrador, millones de mexicanos, esperaban que el país diera un vuelco de 360 grados y, que, tal y como sostenía el hoy presidente de los mexicanos, las cosas cambiaran para mejoría del pueblo. Sin embargo, las esperanzas de un México más justo y más equitativo, se aleja cada vez más y, la confianza de millones de mexicanos hacia la cuarta transformación  se va esfumando.

 

El Movimiento Antorchista, desde mucho antes de la elección presidencial que diera una victoria aplastante a López Obrador, se pronunció en contra de sus propuestas e invitamos a no votar por él. Lo hicimos, perfectamente conscientes, se trató de una decisión apoyada en nuestras convicciones y certezas más profundas y que son las mismas que nos llevaron a discrepar de MORENA y del entonces candidato a la presidencia de la república.

Para conocimiento de los posibles lectores de esta colaboración, he de decir que,  hace muchos años, que los antorchistas venimos denunciando la desigualdad; la pobreza masiva que de ella se deriva; el desempleo; los bajos salarios; la falta de servicios y la mala calidad y altos precios de los pocos que existen; la falta de vivienda, de salud y de educación de calidad; la política fiscal regresiva que agrava la desigualdad y la pobreza; la incorrecta orientación del gasto público, que favorece a los de arriba y castiga a los que menos tienen; la inseguridad y la violencia, etc. Hace años que lo venimos denunciando y que venimos luchando  contra todo eso.

        Nuestro secretario general, el Ing. Aquiles Córdova Morán ha  sostenido, “que los males del país, a pesar de su aparente diversidad y desconexión, tienen una sola causa, proceden de una misma matriz: el neoliberalismo económico, este “modelo” que ha resultado excelente para producir riqueza pero que no la reparte, sino que la concentra de modo progresivo, generando la pobreza de las mayorías y todos los males inherentes a la misma. El remedio, por tanto, también es uno: abandonar ese “modelo” por uno más equitativo, humano y racional”.

 López Obrador y  MORENA, en cambio, afirmaban durante su campaña,  que todo se deriva de la corrupción; y su proyecto de gobierno, al menos a nivel declarativo, se reducía a acabar con la corrupción. Era pues, reduccionismo y una simplificación de las cosas que, a nuestro juicio, los llevaría a un rotundo fracaso. Y más cuando afirmaba que combatiría a los corruptos “con el ejemplo”, una simpleza que no amerita más comentario.

 

Ahora que ya López Obrador es gobierno ¿qué estamos viendo?

 

Ya hay muchas inconformidades contra el presidente de la República, no sólo entre sus aliados más incondicionales y sus seguidores más fieles, sino en una opinión pública que recién despierta de la anestesia  de la pasada campaña electoral.

Esto es lo que reflejan las críticas recientes hacia él en redes sociales y otros medios de comunicación, las crisis que agrietan al partido MORENA en varios estados del país, el rompimiento de ciertos consensos en el gabinete y la encuesta de “México Evalúa”, donde la opinión favorable a AMLO cae entre un 11 y un 16 por ciento.    

Hemos visto como la arrogancia, caprichos, ocurrencias y humoradas en decisiones públicas fundamentales, son un desfile  de defectos e inconvenientes que ha exhibido López Obrador como un hombre que no sabe gobernar.

Vemos también, como el temperamento arrebatado de muchos de sus militantes y el “estilo barbaján” de MORENA, pronto desembocarían en rebeldías indomables y en fracturas internas que, con el paso del tiempo, evidenciarían la clase de partido sin disciplina democrática y sin clase que en realidad es MORENA.

 

El fantasma de la inconformidad recorre al populismo de AMLO, a MORENA, a sus aliados estratégicos y a la base electoral que lo llevó al poder creyendo que sería la solución a los males de este país.

El deterioro de la economía nacional en 150 días, es muy evidente , dado el talante antidesarrollista y antieconomicista del actual gobierno. Ha dañado la economía con decisiones erróneas, como cerrar los ductos de PEMEX, cancelar el aeropuerto de la CDMX, huelgas,  entre muchos otros.

Por el lado de la educación, la Cámara de Diputados aprueba reforma educativa con cambios de último momento, el Pleno aprobó la reforma educativa, con lo que dan un cheque en blanco al magisterio disidente en temas como la admisión, promoción y reconocimiento de los profesores y el diseño de planes y programas educativos y aunque, en el SENADO no alcanzo la votación necesaria y fue frenada, seguro los senadores de MORENA impondrán su mayoría.  La CNTE, es el anticuerpo más grande y feroz que AMLO acepto en sus filas y al que ahora, tendrá que hacer frente.

 Por otro lado, vemos,  como  los pueblos en defensa de la tierra y el agua en Morelos, Puebla y Tlaxcala, en los que participan dos nietos de Emiliano Zapata, que además de sentirse traicionados por quien hizo compromisos con ellos, ven a AMLO como un impostor más en el poder. Este anticuerpo, junto a otros que crecen y se multiplican por todo el país, nos indica que a lo largo y ancho del país se van creando, cada vez, mayores inconformidades de un gobierno que asiste a la pérdida creciente de su legitimidad.

El caso es que, más acá de otros frentes que tienen abiertos Morena y López Obrador, los signos del malestar y las señales del desencanto avanzan sobre la nación. Precisamente el pasado 30 de abril una comisión de 15 mil antorchistas, por segunda ocasión se manifestaron pacíficamente a las afueras de la secretaria de gobernación, para exigir que el gobierno federal atienda las necesidades básicas, en obras y servicios de miles de mexicanos, que lejos de ser escuchados y resuelto sus demandas, los recibieron con vallas y policías antimotines. El gobierno de la cuarta transformación genera más inconformidad porque no destina recursos públicos para la infraestructura social de los más pobres de México.

 

Los antorchistas lo advertimos en su momento, MORENA no era la opción y hoy lo estamos viviendo en carne propia. La incapacidad  que tienen los funcionarios de MORENA para gobernar y dar respuesta a las demandas de miles de mexicanos se ve a todas luces.

Hoy más que nunca el Movimiento Antorchista mostrará que es la única alternativa para los graves problemas que enfrenta nuestro país. Nuestra tarea es seguir luchando por mejores condiciones para los más humildes, crecer y fortalecernos. Llamamos a todo mexicano de buena fe y agredido por la “4 Transformación”  que se sume a Antorcha, para que juntos, unidos como un solo hombre vayamos adelante hasta triunfar.

 

También puedes ver

Continúan las actividades de la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2019 en la capital del estado.

Continúan las actividades de la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2019 en la capital del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *