Inicio / Articulos /  La “Cuarta transformación” o una transformación de cuarta.

 La “Cuarta transformación” o una transformación de cuarta.

Compartir

Por Manuel Tabla Díaz.

            No deja de sorprender, los constantes señalamientos, que por alguna razón (o por ninguna) el C. Presidente Andrés Manuel López Obrador, emplea para denostar a sus “adversarios.”

            En ellos incrimina, discrimina, sataniza, señala, acusa, juzga y condena, a los que osan, no pensar como Él, en no apoyarlo en su muy singular forma de “conducir” a la Nación, en pocas palabras, por no portar al 100% la camiseta de AMLOVER.

            Mañana a mañana, cuando el Presidente Obrador, se dirige a los reporteros, en su muy evidente “Campaña Permanente” aprovecha un día sí y el otro también para machacar que Él y sólo Él, puede sacar a México del atolladero en que se encuentra. Atolladero en el que casualmente, Él ha colaborado, pues su participación en la política no es de hoy, ya que desde muy joven, sintió su llamado, gracias a la invitación que le hizo Enrique González Pedrero. Casualmente ayer aplaudía las acciones de los políticos priistas, y cómo no, si participó en sus gobiernos desempeñando algunos cargos en la función pública, e incluso fue Presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRI en Tabasco, dónde es sabido, hasta compuso su himno. 

            Al no poder “amarrar” su candidatura a la gubernatura, al interior del PRI, buscó, escuchó y acudió ante el canto de unas sirenas, más facciosas que institucionales. 

             Como candidato del Frente Democrático Nacional (FDN) a la gubernatura de Tabasco, sufrió una contundente derrota, los discursos incendiarios, durante su campaña, fueron determinantes en los resultados, llevaron a la gubernatura al candidato del PRI, Salvador Neme Castillo.  

             Años después y en una nueva elección estatal, volvió a perder, ante el PRI, que postuló a un Roberto Madrazo, que no cedió ante las múltiples acusaciones de fraude electoral.

             Sus movilizaciones y acciones, famosas por su belicosidad, marcaron su característica forma de manifestar su inconformidad, caravanas por la democracia, cierre de casetas, bloqueo a pozos petroleros, Etc., así, logró imponer su criterio a la razón.

             En su paso por el PRD alcanzó la presidencia del mismo, logrando durante ésa época triunfos relevantes, como las gubernaturas de Baja California Sur, Tlaxcala, Zacatecas y “La Joya de la Corona”, la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, rompiendo la hegemonía priista.

             En el año 2000 e incumpliendo la ley (por cuestiones de estadía), se postula a la candidatura de la Jefatura de Gobierno por el PRD, logrando un muy apretado triunfo ante el candidato del PAN Santiago Creel, a quién hace víctima de sus constantes y muy furiosos ataques y descalificaciones. Y ahí y así, desde el mismísimo año 2000, inicia su campaña por la candidatura a la Presidencia de la República Mexicana, ahora su víctima favorita, será el Presidente Vicente Fox, quién gozaba de una muy alta aceptación entre la sociedad. Cómo olvidar su injuria “Cállate Chachalaca”

              Desde su primer día de gobierno instaura sus famosas conferencias mañaneras, donde entre improvisaciones, ocurrencias, ataques, vituperios y lo que se le ocurra, dicta las directrices de su gobierno.

             Un gobierno que tiene como característica y distintivo personal, la corrupción, desde su operador político, René Bejarano (el señor de las ligas) y su secretario de finanzas, Gustavo Ponce Meléndez, así como Carlos Imaz Gispert, quienes reciben grandes cantidades de dinero del empresario, Carlos Ahumada, en bolsas de mandado, pasando por Dolores Padierna, Rosario Robles y Claudia Sheinbaum.

             Su rebeldía y su desprecio por el respeto a las leyes, lo llevó a ser desaforado por incumplimiento a una orden dictada por un Juez.

            Aun así, contendió por la presidencia en el año de 2006 perdiendo por poco margen ante Felipe de Jesús Calderón Hinojosa (PAN). Una vez más desconoció los resultados y acusó de fraude a todos los políticos y a todas las Instituciones, argumentado que la mafia del poder le robó al Pueblo la “Esperanza”. Se apostó en plantón permanente sobre el Paseo de la Reforma, dañando la economía de propios y extraños, pasando por sobre trabajadores, asalariados, empresas, negocios establecidos y todo aquel que Él considerara que tenía que ver con la “Mafia Del Poder”.

            Dañó la infraestructura urbana y no benefició a nadie, pues las Instituciones como el IFE que ratificaron el triunfo del PAN, fueron desdeñadas por Él, “Al diablo las Instituciones” (sic).

            En el año 2006 repitió su aventura, obteniendo, el mismo resultado, ahora ante Enrique Peña Nieto (PRI), quién le ganó por un margen más alto, pero de poco sirvió, pues volvió a descalificar las elecciones llamando a la resistencia.

              Llama la atención que el común denominador de sus “adversarios”, son la corrupción, los cochupos, el moche, la complicidad, el engaño, la traición, pertenecer a la mafia del poder, Etc. Etc.

               En el 2018 vuelve a intentar por tercera vez obtener la presidencia, la campaña de años, y años de desprestigio, logra su objetivo, finalmente, conquista su Everest.

               Ya como Presidente, incumple sus promesas de campaña, rompe y cancela toda obra, construcción, negociación, programa social, esquema de seguridad, institución policiaca, así como los acuerdos y pactos con partidos de oposición.

               De repente todo y todos están manchados con el lodo de la corrupción, menos sus colaboradores, que día a día enfrentan acusaciones de corrupción, de incapacidad para desempeñar su trabajo, o de omitir propiedades en su declaración patrimonial. Somete todo lo establecido a el escrutinio y a la consulta pública, donde el “pueblo sabio”, decide lo mismo, sobre tecnología aeroportuaria que sobre el cuidado de los niños a los cuales les ha sido arrebatadas sus guarderías (pero no se preocupen, ahora los abuelitos, convertidos “ipso facto” en expertos pedagogos, van a cuidar a sus nietos).  Y así, todos somos expertos en cualquier cosa, no por que tengamos el conocimiento, sino porque somos un “Pueblo bueno y por ende, sabio”. Caray, ¿Acaso podemos decir, al diablo la formación académica? Basta con ser Pueblo para ser todólogo.

                Hoy desde la Presidencia, utiliza todo, todo el poder político para atacar a todo aquel que se atreva (o que se haya atrevido) a siquiera cuestionarlo, con algo tan evidente, como es la capacidad profesional, de los funcionarios, ahora acusa al Presidente de la Comisión de Energía de “Conflicto de Intereses” y así, a moros y cristianos, los tacha de corruptos sin ninguna prueba. Basta que Él lo diga, que Él lo señale y ya la condena popular, se alista para el linchamiento. 

             Y ahora, enfila todas sus baterías a la única Organización que lucha por los más Pobres, por los más desamparados.

             Sin subsidios, solos, sin recursos, ni apoyo, solo con el Amor a México y a nuestros semejantes. Así, enfrentamos el enorme desafío de organizar al Pueblo Pobre.

              ¿Cuál es nuestro delito? Ser una real y verdadera opción en el escenario político de México.   Ejemplo de trabajo y dedicación.

              Más provecho obtendrían aprendiendo de Antorcha Campesina, que atacándola.

              En el primero de los casos, crecerían, en el segundo, nos encumbran.

También puedes ver

Otoniel Segovia Martínez trabaja por las comunidades de OPB

  Xul-Ha, OPB a 21 de marzo de 2019. – La tarde de hoy el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *