Noticias Recientes
Inicio / Articulos / El reto de Morena: un verdadero Plan Hídrico Integral para Tabasco (I/II)

El reto de Morena: un verdadero Plan Hídrico Integral para Tabasco (I/II)

Compartir

Por Daniel Osorio García
Dirigente del Movimiento Antorchista en Quintana Roo

Tabasco es la entidad del país donde más llueve. El 95.5 por ciento de la superficie del estado presenta clima cálido húmedo, además, está en la parte baja de dos de las cuencas más importantes de México: el Grijalva y el Usumacinta, por si fuera poco, el estado es impactado por las precipitaciones de Centroamérica y de los altos de Chiapas, todo lo que llueve “arriba” llega a territorio tabasqueño por las principales cuencas y por el resto de los ríos que se forman en la parte alta de la Sierra Madre de Chiapas, conocidos como ríos de la Sierra. Además, recibe las aportaciones de las cuencas libres, debajo de la presa Peñitas a través del río Mezcalapa.

Esto hace que Tabasco sea un estado vulnerable a las inundaciones, la gente de esa entidad, no teniendo otra alternativa, ha aprendido a sortear estos fenómenos que cada vez son más agresivos por el cambio climático y por el mal manejo del conjunto de presas que existen en los altos de Chiapas, que, dicho sea de paso, fueron construidas por el gobierno federal, fundamentalmente, para generar electricidad y no para proteger a la población de la planicie.

Históricamente las inundaciones que más han impactado la entidad tabasqueña son las de 1990, 1999 y la de octubre 2007, que inundó el 85 por ciento la ciudad de Villahermosa, capital del estado, donde el agua alcanzó hasta cuatro metros de profundidad, tomando como referencia las calles de la ciudad, provocando mucho sufrimiento y perdidas millonarias.

La inundación de noviembre de 2020, según los registros, es la más grave de los últimos 50 años, tiene la peculiaridad de que solo afectó las partes más bajas, desprotegidas y de “menos importancia” de la ciudad Villahermosa como, por ejemplo: Gaviotas Sur y sus sectores, Acachapan y Colmena, Carrizal, Parrilla, Casa Blanca, Aztlán, entre otros. Los grandes comercios, el centro histórico y Tabasco 2000 ya “no se fueron al agua” como sí ocurrió en el 2007, en contra parte, se inundó prácticamente todo el estado; los municipios de la región de Los Ríos, La Sierra, la Chontalpa y de la región de los Pantanos fueron los más afectados.

En mi humilde opinión, este “cambio” en las inundaciones de Tabasco, donde “casi” se logró salvar la ciudad de Villahermosa, pero no así a los demás municipios, obedece a que desde el gobierno de Vicente Fox se han implementado proyectos hídricos para “salvar” la capital “choca” que es una de las ciudades más importantes política y económicamente, por su ubicación estratégica, ya que es la puerta de entrada al sureste del país. Después de las graves inundaciones del 2007, el gobierno de Felipe Calderón creó, con especialistas de la UNAM, el “Plan Hídrico Integral para Tabasco” (PHIT), con un presupuesto de nueve mil millones de pesos, de los cuales, se invirtieron solo el 50 por ciento.

En 2008 la Conagua inició acciones para solucionar algunos de los desastres ocurridos en la infraestructura existente durante las inundaciones de 2007, entre las que destacan la construcción de una estructura de control en el río Carrizal y la reparación y rehabilitación de la infraestructura existente (bordos caídos). Así fue como en el gobierno de Felipe Calderón y el gobierno del estado que dirigía Andrés Granier Melo se iniciaron grandes obras del PHIT dentro las que destacan: bordos de tierra de hasta 5 metros de altura que rodean toda la parte sur de la ciudad, el “amurallado” de los márgenes del río Grijalva que atraviesa la ciudad capital y del río Carrizal que pasa por la parte norte de la ciudad. Se construyeron grandes canales de alivio en el rio Grijalva antes de su paso por la ciudad, estos canales, no son más que boquetes que se le hacen al rio para desviar grandes cantidades de agua hacia las zonas bajas (pantanos de Centla) mediante un sistema de drenes.

También se inició la construcción de la compuerta El Macayo en los límites de Tabasco y Chiapas, que tiene como objetivo desviar el agua que baja de la presa Peñitas hacia las partes bajas, cuando el desfogue de la presa rebasa los límites permitidos y así, evitar inundar Villahermosa, pero afecta los municipios de Cunduacán, Nacajuca y Centla donde vive la mayor comunidad indígena de la entidad.

Todas estas obras fueron pensadas, como dije más arriba, en salvar Villahermosa, pero no así el resto del estado. Sin embargo, las obras hechas en el sexenio de Calderón sí funcionaron, relativamente hablando, porque salvaron la ciudad de las inundaciones de los años 2009, 2010 y 2012 que también fueron relevantes. Ítem mas, esta infraestructura quedó inconclusa y buena parte de ella muy deteriorada por la falta de mantenimiento. El gobierno de Enrique Peña Nieto prometió seguir con el proyecto hídrico e invertir más de 19 mil millones de pesos, de los cuales, solo invirtió dos mil 500 millones, que fueron destinados, sobre todo, a terminar la compuerta de El Macayo.   

Las inundaciones que hoy estamos viendo en Tabasco, aparte de ser ocasionadas por fenómenos naturales y por el calentamiento global, nos indica que las autoridades no están priorizando salvaguardar a la población en general, escatiman recursos para implementar un verdadero Plan Hídrico Integral que tenga como objetivo mantener a salvo a todos los tabasqueños no solo a Villahermosa. Las autoridades que han tenido la oportunidad de hacer grandes obras las han dejado inconclusas y de mala calidad. Ahora toca el turno a Morena, al gobierno del tabasqueño López Obrador que tiene como lema “Por el bien de Todos, Primero los pobres”. ¿Qué está haciendo el gobierno de la 4T para proteger a Tabasco de las inundaciones? ¿Cuál fue el Plan de Acción Urgente implementado por Morena ante la reciente inundación? Esto, estimado lector, será tema de mi próxima colaboración.

También puedes ver

La UQRoo festeja 30 años de creación con plática retrospectiva

  – Directivos, docentes y alumnos contribuyen a esta celebración Para celebrar sus 30 años …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *